Microcuentos tuiteros 15

aguardaba en el libro como si fuese un personaje, pero era sólo una hoja entre las hojas.

.

Quiero estar ahí cuando tengas algo que decir, mientras, me llevo mi sordera a otra parte.

.

y el papel se arrojó a la punta de la espada, para no herir su orgullo desafilado.

.

inclusive a su propio llanto llegó tarde, y era el único feliz en medio del velorio.

 

Anuncios

¿Sin comentarios?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s