El burro flautista (Tomás de Iriarte)

Esta fabulilla,

salga bien o mal,

me ha ocurrido ahora

por casualidad.

Cerca de unos prados

que hay en mi lugar,

pasaba un borrico

por casualidad.

Una flauta en ellos halló,

que un zagal se dejó olvidada

por casualidad.

Acercóse a olerla el dicho animal

y dio un resoplido

por casualidad.


En la flauta

el aire se hubo de colar,

y sonó la flauta

por casualidad.

«¡Oh!», dijo el borrico.

«¡Qué bien sé tocar!

¡Y dirán que es mala

la música asnal!»

Sin reglas del arte

borriquitos hay

que una vez aciertan

por casualidad.

Fábula de Tomás de Iriarte

Anuncios

¿Sin comentarios?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s