Microcuentos Tuiteros 36

Estaba triste al caer, hasta que el sol la atravesó y le sacó un pequeño arco iris a la gota.

Solo en la madurez, el pájaro y el gato se preguntaron si realmente habían sido amigos.

Planeado el complot contra el frutero, la cáscara de plátano se dejó caer, inocente.

Él, a diferencia de otros fantasmas, ya había actuado como tal, estaba preparado.

La chispa tenía vocación para incendio, pero se contuvo con una vela.

Anuncios

¿Sin comentarios?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s