un cuerpo devorado por el tiempo

más brillo que ojos
la mirada eterna, infinita

por ahí un dedo de metal
por acá, cables y más cables

un desierto plateado
que ha atrapado a un arco iris

los ojos apuntan al cielo

no miran,
ya nada puede ser registrado

no lloran,
pues con su memoria
también se llevaron sus sentimientos

Anuncios

¿Sin comentarios?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s